Que vuelvas

Yo sigo pidiendo que vuelvas,

que apacigües mis tormentas,

que el silencio de tus labios siga siendo mi refugio

y tras salir por la misma puerta,

peguemos portazo a los rencores y las guerras.

Que dejes de ser ausencia.

Que no nos de miedo ser diferentes, perder la fe y dejarnos caer porque los valientes también se rinden aunque les duela.

Que me envuelvas entre tus brazos y

sintamos que la libertad nos quema.

El orgullo rompió el deseo de tenernos cerca pero ya no me importa reconocer

que soy yo la que te espera.

Tiempos nuevos

photo-1459486208975-05d4c74eff9d

Llegan tiempos nuevos.

De correr sin prisa, solo para sentir el aire en la cara. De no temer lo que quedará después, porque el tiempo no basta para borrar recuerdos, hay que sumarle las ganas de olvidar.
Es el momento de cantar bajo la lluvia. De mojarse sin miedo y agarrar con fuerza los compromisos. De perder las excusas a propósito y no echarlas en falta. De tirar el mapa por la ventanilla y apostar por tu sentido de la orientación.

Porque es tu oportunidad de ir aunque no sepas donde. No busques razones para que tu brújula deje de girar sin rumbo fijo. Concédele un instante de torpeza, acógete a la duda. Tu indecisión será el inicio de un camino lleno de aprendizaje. No te limites a mirar en una sola dirección por miedo a caerte, lo harás de todos modos. Y dolerá. La vida también consiste en eso: ir sumando cicatrices. Ellas contarán tu historia, escribirán lo que serás el día de mañana y te recordaran que todo tiene un precio.

Sigue leyendo

Un paso más

¿Alguna vez habéis deseado tanto algo que cuando ocurre no os acabáis de creer que sea cierto? Y te quedas paralizado, como si alguien hubiera apretado el botón de stop en tu vida y en tus emociones. Ni ríes ni lloras. No te lo crees, por tanto, es como si no estuviera pasando. Pero todo a tu alrededor dice que sí. Que alguien ha dado el paso para que tú puedas cumplir tu sueño. Sigue leyendo