Contigo

Compartir ese momento en el que bostezas y aún eres parte de tus sueños. Y tu cara refleja las incoherencias de tus deseos.

Enredado entre las sábanas me sabes a felicidad instantánea, a la sinceridad duradera, a nuestras flaquezas, a ese algo que se nos sigue ensanchando en el pecho.

Comprendimos por fin, que el amor no es estático en el tiempo, son sentimientos que se amoldan al devenir de los años.

Que cada día me ayudas a batir las alas, aunque no entiendas que busco tan lejos y me repitas que bajo tu conformismo también te sientes completo.

Y los dos, ahora, tenemos la seguridad de que querernos bien y sentirnos libres siempre hemos sabido hacerlo.

Más aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s