Ella

Perdonó lo que tiempo atrás le había hecho daño. Buscó aquellas viejas fotos-desgastadas de tanto mirarlas-que escondían los rasgos de un pasado demasiado latente para olvidar.

Una vida construida sobre frágiles cimientos tendía a romperse con facilidad. Una vida que de tanto deformarse ya no reconocía como suya.

A veces hay que perderse muchas veces para reconocer que no hay brújulas que marquen nuestro destino.

Ella lo sabía. Ahora entendía que somos lo que nuestros sueños nos dictan.

Y estaba dispuesta a conseguirlo todo.

Más Aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s