Demasiadas las cosas…

alex-jodoin-140655

Quizá fueron demasiadas las cosas que ocurrieron antes de que decidieras marcharte. Tal vez se removieron sentimientos que hicieron imposible una oportunidad. Entre tanta duda se escaparon futuros pasos hacia más allá de lo que fue realmente. Y vino un fin. Y cuando todo acaba, empezar es más tentador que arreglar lo que ya está roto.

Volver hacia atrás nunca estuvo en mis planes. Ni siquiera cuando olvidas algo importante vale la pena arriesgarse. Corría el peligro de empaparme de lo que ya olvidé. Y el olvido duele. El olvido siempre arrastra recuerdos consigo. El olvido marcó el ritmo de los sucesos que me siguieron. Por muy lejos que quisiera correr, ya no era una hoja en blanco. El miedo se encargó de impedir que cometiera otro fallo.

Quizá fueron demasiadas las cosas que nos dijimos. Cuando uno calla, le otorga al otro la sensación de que el final no fue tan agridulce. Pero la verdad pisoteó cada rincón que te tenía reservado. Ni siquiera una sonrisa arrepentida pudo borrar aquella lágrima.

Demasiadas las cosas que compartimos, sin intención de devolverlas a su lugar. Dos corazones deambulan ahora sin saber del cierto quien es su dueño. Sin saber que de una mano a otra poco a poco van perdiendo forma.

Y nos perdimos los dos, sin ánimo de encontrarnos.  Demasiados los lugares para buscarnos, cuando quisimos escondernos de lo que nos hizo daño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s