Al punto de partida

photo-1438979315413-de5df30042a1 (1)

Otra vez yo.
Tú abres el buzón sin ninguna emoción aparente. Supongo que ya es una costumbre. Ya forma parte de lo cotidiano y dejó de importarte.
No me preguntes porque te escribo. Es el corazón quién mueve las palabras. Quién las empuja hacia afuera para que no arañen mis adentros. Quizá tenga la vana esperanza de deshacerme de ellas si las entrego a quién pertenecen.
No. Siempre vuelven. Temo que algún día ocupen demasiado espacio. Que solo sean pasado y no haya sitio para el futuro. Que tenga que reciclar recuerdos para seguir viviendo.
Aún te recuerdo. Mientras tú olvidas, yo invento la manera de recuperarte. Quizá si lo intentas…
Será volver atrás, al punto de partida.
A curar las heridas abiertas, a soplar en ellas para que no escuezan tanto.
Soy experta en coleccionar momentos irrepetibles, en reanimar las ganas cuando ya están muertas.
Mira, primero para ese reloj. Que su «tic-tac» incesante no maldiga el final de nuestros encuentros.
Que el tiempo sea un simple acompañante, no un cómplice de nuestros miedos.
Luego vuelve. Aunque no sepas cómo. Vuelve.
Aunque tengas que inventar el camino y recorrerlo más despacio otra vez.
Yo te esperaré aquí, deshojando margaritas. Como aquella niña a la que un día le robaste el alma.
Que el tren solo pasa una vez, pero si pasa dos es porque no lleguemos a nuestro destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s