Liebster Award

liebster-blog-award

Hace unos días fui nominada para los Liebster Awards, otro de los muchos premios para los blogs de menos de 200 seguidores. Debo decir que he recibido dos más de parte de Josep Mª Panades y Erika Martín a los que agradecí en su día. Y es que prefiero no hacer una entrada por cada premio por no parecer demasiado repetitiva.

Este en concreto es gracias a Enrique Adam  cuyo blog recomiendo. Nos descubrimos por twitter esta semana y la verdad es que me pareció muy buen comienzo que me nominara.
Sigue leyendo

Dedicado a ti

photo-1445370622026-c990436d5dc4

Hoy quiero dedicarte unas palabras bonitas de esas que me regalas tú todos los días. No porque te las merezcas, aunque sabes que sí, porque sueles ganarme siempre.

Solo tú eres capaz de irrumpir en mi remanso de paz y proclamarlo tuyo, robarme mi tiempo con injusta perspicacia, intentar ahogarme con un abrazo e insuflarme libertad. Porque por raro que parezca, a pesar de sentirme ligada a ti en todos los sentidos, me siento libre, me siento que vuelo, pero con una mano que empuja y es la tuya.

Aunque a veces seas odioso o no me apetezca quererte tanto y cargar con este amor agotador. Que también lo es. Sobretodo porque yo soy incapaz de aceptarlo y ya está. Yo le doy vueltas, busco razones, me pregunto porque mil veces. Soy todo lo contrario a ti, que vas por la vida como si te la hubieran hecho a medida.

Sigue leyendo

Aire

photo-1455824116325-29097b5f6366

Déjame ser aire para volar lejos del suelo, perseguir sueños efímeros, aquellos que amenazan con escaparse de entre mis dedos. Aire para que sea yo la que arrolle a la vida. Para hacerme invisible y no tenerle miedo.

Déjame ser aire para sentirme libre mientras inventamos un mundo nuevo. Que las ataduras no son más que los límites que un día te impusieron. Olvida que existen, que no sigan latentes en tu recuerdo.

Déjame ser aire para soplarte con fuerza que te quiero. Acariciarte lento, enredarme en ti, fundirme en tu deseo. Déjame borrar el pasado, que la tristeza sea un mero resquicio de lo que nos hizo daño. Que no empañe lo que construimos con esmero.

Ahora, respiremos aires nuevos.

 

Mi canción favorita

photo-1445985543470-41fba5c3144a

Me gustan las melodías de mi mundo. Componen la canción de mi vida. Y cuando las oigo tararear me siento feliz. Me siento que todo tiene sentido,  que conforman un orden en mis sentimientos a veces demasiado caóticos.

Me refiero a ese leve quejido de tu respiración en mi almohada. Del sonido de tu risa que inunda mis mañanas. Del “tic-tic” de las patitas de mi perro sobre el parquet, de sus bostezos con mensaje indirecto mientras me peino para que me espabile a sacarlo a la calle. Del ronroneo de mi dolce gusto cuando expulsa ese aroma a café. Del zas de la contraportada de un libro que marca el final de su lectura. O mejor, del susurrar de sus páginas cuando lo empiezas y se rebelan a ser dobladas. Del tamborileo de mis dedos en este teclado. De mis suspiros de satisfacción cuando consigo llegar a mi objetivo de X palabras.
Sigue leyendo

Amor del bueno

photo-1432105117111-b8c5bed69654

Hoy es uno de esos días en que quiero quererte por encima de mis posibilidades. Sí, es que el amor es como los mareas, a veces sube y otras baja. Y hoy…me apetece darlo todo. A riesgo de romperme en mil pedazos y perderme por el camino. Qué más da. Tú eres el culpable de que haya borrado mis límites para que tengas cabida en ellos. Siempre has sido así, especial. Lejos de las tallas estandarizadas que tanto me aborrecen. El que brilló más que el resto para que pudiera encontrarte.

Yo que me había jurado no volver a caer. Que tropezar una vez duele, pero tropezar dos duele el doble y así hasta el infinito. Pero el amor es todo aquello que dijiste que no harías. Un cúmulo de sentimientos independientes de la razón. Que poco a poco van restando coherencia a tus actos. Cuando te quieres dar cuenta ya has creado un mundo nuevo, aparte del resto. Donde solo hay cabida para dos. Donde entregas las llaves y tus pertenencias a un inquilino con derecho a hueco en tu corazón.

Sigue leyendo

Un paso más

¿Alguna vez habéis deseado tanto algo que cuando ocurre no os acabáis de creer que sea cierto? Y te quedas paralizado, como si alguien hubiera apretado el botón de stop en tu vida y en tus emociones. Ni ríes ni lloras. No te lo crees, por tanto, es como si no estuviera pasando. Pero todo a tu alrededor dice que sí. Que alguien ha dado el paso para que tú puedas cumplir tu sueño. Sigue leyendo

Desde aquel día

Esta carta lleva consigo todo aquello que nunca decimos porque ya se sabe. Todas esas cosas que damos por hecho, los abrazos y los besos que no dimos porque no hicieron falta. O sí, es más fácil callar que dar el paso. Pero es que uno se pone a pensar cuando la vida cambia de rumbo, cuando el tren acelera o hace un cambio de carril, y entonces sabemos que el tiempo ha pasado demasiado desde aquel día. Sigue leyendo