Ser o ser escritor

ser o ser escritor

Ser o ser escritor. Escribir se volvió tal necesidad que dejó de ser una cuestión para convertirse en una respuesta. La respuesta a mi desahogo constante.
Es mi manera de purgarme, para dejar salir todo aquello que de quedarse dentro dolería demasiado. Sacar palabra por palabra, ordenarlas, darles forma para así entenderme mejor a mi misma.

Y más que una necesidad, es una filosofía de vida. Es ver lo mismo que los demás pero con otros ojos. Ver el aura que envuelve las cosas y transformarlas en magia. Soñar, volar tan alto como desee y además hacer partícipe a quien quiera. Es el reto de escribir sobre lo que ya han escrito y hacerlo diferente. Hacerlo mío. Y que sin decirles mi nombre, sepan quién soy. Las palabras son mi sello de identidad, son una parte de mi.Así, mientras escribo con el corazón en la mano, estrujo todos mis sentimientos. Se trata de plasmar en el papel lo que me hace sentir viva, aquello que pueda remover la indiferencia y echarla de lado. Sin temer quien estará detrás leyendo.
Una vez leí que si quieres ser un buen escritor debes pensar en las personas que hay detrás de la pantalla. En lo que les gustaría leer. Pero para ser sincera, prefiero escribir para mi. No te engañes, jamás conseguirás gustar a todo el mundo. Primero debes gustarte a ti mismo, una ardua tarea si eres una persona perfeccionista como yo. Un escritor de verdad no se hace a si mismo, nace con ello. Se pule con el tiempo, evoluciona y mejora pero es algo que te atrae y te acompaña desde siempre. Y no busca vender. Es más, hay miles de talentos desperdigados por la red que quizá jamás verán la luz. No son vendibles o comerciales, pero con su magia son capaces de llegarte directos al corazón.
Forman parte de ese pequeño grupo que no ha decidido ser lo que es. No se preguntaron si querían serlo, simplemente no pudieron evitarlo. Y por más que renegaron de ello volvió a encontrarles. Y quizá sea porque en realidad no quisieron huir nunca. No puedes renegar de lo que eres. Porque al fin y al cabo, cuando haces lo que amas te sientes tan cómodo que te olvidas de la obligación o el deber de hacerlo. Ya no es un trabajo, es disfrutar para sentirte feliz.

Aunque no es fácil vivir con algo que no depende de ti, sino de esa fuerza, creatividad que sale de la nada—llámalo inspiración—que pica a la puerta cuando menos la esperas. Y sufres cuando decide no venir a visitarte. Y crees que llegará el día en que no tengas nada que decir. Porque está todo dicho, ¿no? Aunque en el fondo y sin reconocerlo, esperemos la oportunidad de que alguien nos diga que lo que hacemos es especial. Como dice una de mis canciones favoritas:

Y pensar que lo que escribo pueda ser tan importante que toque algún corazón.
Canto del loco

Opto por pensar que realmente es así. Deberías creer, deberíamos creer más en lo que hacemos. Seguir transformando palabras en belleza y si con ello arrancamos alguna sonrisa, pues mejor.
Anuncios

12 comentarios en “Ser o ser escritor

  1. Después de leer esa reflexión tan apasionada, he de decir que la escritura en mi caso, es como algo que puedo aportar al mundo, es como una pequeña parte de mí que puedo hacer que florezca en otras personas e incluso, en otros lugares. Estoy de acuerdo en que una persona nace con ello, ya que, yo tampoco puedo evitar escribir, me sale y ya está y es algo realmente inspirador con lo que los demás se quedan alucinados pero, ¿qué le voy a hacer?

    Nunca he visto escribir en mi blog como un deber, por ejemplo, me siento tan cómoda y a gusto que supongo que lo puedes imaginar. Ya es una parte de mí tan necesaria que no puedo simplemente deshacerme de ella, siempre vuelve a la carga, a hacer que vuelva a expandir letras y forme palabras por doquier y hacer que saque todo lo que tengo más dentro.

    Me he sentido muy identificada, parecía que me estuviera leyendo a mí misma. ¡Saludos!

    Me gusta

  2. Hola Laura! Gracias por pasarte por aquí y dejarme unas palabras. Adoro escribir y sé que pase lo que pase nunca dejaré de hacerlo pero que te lean aunque sean pocos te impulsa a seguir avanzando. Me alegro que te hayas sentido identificada. Un abrazo!

    Me gusta

  3. Lo has expresado maravillosamente bien y es porque te ha salido del alma, de donde realmente salen las ideas a la hora de escribir y, sobre todo, las ganas de hacerlo. El cerebro se limita a traducir los sentimientos en palabras.
    El compañero que se presenta con el nombre de ·Soldadito marinero” dice que escribió algo parecido ayer. Pues yo tenía pensado escribir también algo así en unos días. Tendré que hacer una revisión de ideas; de los contrario me sentiré plagiando ideas ajenas, jeje
    Me ha encantado el modo en que has expresado tu sentir, lo cual demuestra que tienes madera de escritora, y madera de la buena.
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. ¡Buenas!

    Estoy muy de acuerdo con lo que dices. Yo también escribo para mí y sobre mis propias experiencias y pensamientos. Independientemente de si gusta o no. Hay que ser fiel a uno mismo.
    Tengo un post preparado para mañana (spoiler) en el que escribo que nunca quiero perder eso. Nunca quiero perder mi esencia. Lo que hace que yo escriba de esa manera. Desde el corazón. Creo que cada uno tiene su esencia y plasma, y ve, las cosas de una forma diferente. De ahí que sea tan bonito leer textos diferentes aunque traten el mismo tema. Como tú has dicho, tú, al igual que otros (me incluyo) hacen sus propios textos. Diferentes estilos y diferentes perspectivas.

    ¡Me ha gustado mucho! Un besazo! 🙂

    Me gusta

  5. PD: No sé cómo he puesto mi nombre para comentar, me llevo muy mal con la tecnología jajaj. Por cierto, darte las gracias por no perderte ninguna publicación mía. Ah, intentaré pasarme todo lo que pueda por este sitio. ¡Me has enganchado! 🙂

    Me gusta

  6. Claro, si no escribes desde el corazón son letras vacías y seguramente no provoquen nada. Leer y que se te ponga la piel de gallina o sonrías o incluso que llores es lo que hace que sea especial. El poder de las palabras sobre las emociones. Gracias por hacerme una visita 🙂 Un beso!

    Me gusta

  7. Brindo por los que escriben, como forma natural de su vida. Lejos de deberes y exigencias que asfixian las letras, al menos las que se sienten.
    Brindo por los que como yo, son perseguidos por las palabras. .. esas que si no son expresadas a través de la escritura jamás dejan el alma en paz.
    Brindo por ti Aida y por lo que expresas a través de lo que escribes.
    Abazo de letras!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s