Lo que mis versos no te escribieron

 

photo-1447069387593-a5de0862481e

Se llamaba María. Nicolás tuvo ocasión de recordarla tiempo después, recostado en el tronco de un pino, con sus notas en el regazo y una sonrisa nostálgica, de esas que hablan del pasado casi olvidado y de pronto aparecen en forma de recuerdo y nos escuecen en el alma.

Llegó con las primeras luces del alba, en un carruaje medio destartalado y sucio, y se la vio cubierta con ropas negras, un aire de tristeza y un misterio que inundó al pueblo de preguntas sin responder. No es que la chiquilla fuera un enigma o su situación algo extraño, es que en esas tierras nunca sucedía nada pero cuando sucedía suscitaba tal revuelo que el asunto se convertía en una novedad, y ser parte de ella constituía un sinfín de conjeturas. Después cupiera analizar el porqué de tanto afán de inventar. Quizá la vida, simple y llana, no era más que el reflejo de esas invenciones que proporcionaban el aliciente perfecto para la diversión.

Sigue leyendo

Anuncios

Eres tú

wVlfnlTbRtK8eGvbnBZI_VolkanOlmez_005

A veces cuando te espero, un eterno silencio gobierna. Un efímero segundo de esperanza se escapa, el coraje por las sendas del olvido se pierde.

A veces cuando sonríes, mi vida entera se para. Un sol ardiente me quema, un cielo infinito me atrapa. Y entonces parece que todo encaja.

Eres tú, la parte más íntima e inalcanzable de mi ser. Te adueñas sin quererlo, de toda mi existencia.